EL SILENCIO DE LOS CORDEROS.-

Asuntos que no son de interés general ni objeto de debate... UN POCO DE TODO

Moderador: Administrador

EL SILENCIO DE LOS CORDEROS.-

Notapor jeronimo » 03 Dic 2016, 19:41

Con permiso del moderador.

Va por ellos dos.


EL SILENCIO DE LOS CORDEROS.-

11/12/2007

Me permito, Señora, escribir unas letras recordando a su hijo al que no conocía, pero eso no tiene importancia. Lo significativo, que vestía el mismo uniforme que vestimos con orgullo miles de hombres y cientos de mujeres en la actualidad y que otros tantos lo han hecho anteriormente a nosotros y por ello si cabe. nos ha dolido más.

Me permito, Señora, felicitarla en los momentos del funeral, por la entereza que tuvieron Usted, su marido y parte de su familia en la Dirección General de la Guardia Civil y Colegio de Valdemoro cuando fue honrado el nombre de su hijo asesinado. Vimos rodar por las mejillas de su marido y las suyas propias, las lágrimas que le puedo asegurar que no fueron las únicas que ese día se vertieron por parte de los bien nacidos. Fuera, en el pueblo donde ve nacer profesionalmente a miles de Guardias Civiles, hubo cientos de personas que lloraron con usted, pero Usted no las pudo ver ya que no se permitió a nadie, ni siquiera a los Guardias Civiles venidos desde lejos a homenajear a su hijo, la entrada al acto fúnebre. A título de anécdota le comentaré que hasta un Guardia Civil curtido en años, 80, lloró y tampoco se le permitió el acceso. Quizá, solo quizá, fuera por cuestiones de capacidad en el Colegio. Alguien debería de responder por ello, aunque por otra parte ¿ ante quién ?.

Me permito, Señora, decirle que antes que nada fue la razón de la existencia de su hijo, al que Usted mimó, crió, enseñó y educó. Me permito, Señora, alabarla a Usted y a su marido por haber inculcado a su hijo en la decencia, en el respeto a los demás, en la bondad y en la generosidad, en el esfuerzo, en el cariño, en la sencillez y en la humildad. Estoy seguro, Señora, que tanto Usted como su marido lo hicieron desde el amor y la dulzura de unos padres ahora desgarrados por el dolor.

Me permito, Señora, alabarla como madre. Se lo digo al ver las fotos de los asesinos de su hijo. Supuestos asesinos. No creo que la diferencia de edad fuese amplia entre su hijo y esos animales. Ese mal nacido sólo tiene odio en sus entrañas, sólo conoce la arrogancia y la chulería de, hasta momentos antes de la detención, saberse indemne y apoyado, ha mamado desde pequeño la maldad, la ira, la envidia y el dolor, el resentimiento y la inferioridad, la mentira y el egoísmo. Ese asesino, Señora, tiene en mente las ideas que le han inculcado desde pequeño en el colegio y lo cual ya es penoso, entre otras, la liberación de “su” patria. Ese hombre y esa mujer están vacíos, huecos, henchidos de odio y con al menos dos asesinatos a sus espaldas.

Me permito, Señora y madre, mirar a hurtadillas a los ojos de la mía y preguntarme en silencio lo que ella hubiera hecho en caso de ser yo el que faltara. No me cabe duda que hubiera actuado de la misma manera que Usted, callar, otorgar y llorar. En la soledad de la noche los pensamientos se suelen volver más tenebrosos, Su soledad, nuestra soledad como Guardias Civiles, contrasta con las reuniones llevadas a cabo por los emisarios, es de suponer que sin tardar escuchemos la número 67. Esas quizás han sido las que han servido para que su hijo no esté entre nosotros, solo quizás. Esas, quizás hayan sido las que han engordado la cifra de Guardias Civiles asesinados de 206 en dos más. Solo quizá.

Esa cifra, quizá, solo quizá, fue abultada en dos más cuando desde el camino de Estrasburgo nuestros políticos gobernantes actuales llevaron al Parlamento Europeo la pretensión de los terroristas con la finalidad de conceder el deseo de los asesinos de internacionalizar las pretensiones de independencia. Entonces los visionarios abrazaron a los asesinos y hemos ido viendo los resultados. El griego Virgilio dijo: No cedas ante los malvados, sino oponte a ellos ardientemente. Así lo haremos nosotros, sus compañeros, pero lo haremos con la ley en la mano, no tenga la menos duda.

Me permito, Señora, rendirla este pequeño homenaje por haber reunido al unísono, aunque por tiempo muy breve, a los que no han sabido hacer las cosas bien en el aspecto antiterrorista, políticos de todos los colores y tendencias y que al menos, estuvieron juntos en ese preciso momento como fue el homenaje por el asesinato de su hijo y que en la medida de lo posible no vuelvan a producirse. Ha creado su familia, Señora, un hito en la historia de los asesinatos de los Guardias Civiles. La unión de todos y la presencia de la familia Real en sendos homenajes, ante la madre, padre, hermano y novias de un “triste” Agente de la Guardia Civil. asesinado por unos desalmados. Años hace, nos sacaban por la puerta de atrás a toda prisa y sin publicidad, considérese afortunada en ese aspecto.

Me permito, Señora, decirla que la muerte de su hijo no será en vano. Los autores materiales que lo han hecho pagarán por ello, tarde o temprano. Me permito, Señora, aconsejarle, si alguien soy para ello, que no se cierre en si misma con pensamientos de odio o resentimiento. Ello la irá matando lentamente. Ahora en los inicios, les vendrán etapas muy duras, recaídas, pero estarán unidos Usted y su familia, y sabrán sobreponerse a ellas. Déjenos al resto de los compañeros de su hijo, que pongamos a esas alimañas a disposición de quien hemos de hacerlo. No la quepa duda, Señora, que así lo haremos, nosotros y nuestros homónimos los policías franceses, a pesar de los que molestamos con nuestro trabajo en cuestiones antiterroristas, lo cual choca directamente con sus pretensiones, soberanistas, electoralistas, independentistas o de la índole que sea.

Me permito, Señora, siempre que Usted me lo permita, recordar que teniendo todavía el cuerpo de su barbilampiño hijo caliente, los que alientan, apoyan, subvencionan y financian económica y moralmente, jalean y necesitan a los asesinos de su hijo, proclamaban a los cuatro vientos y con publicidad que los problemas políticos y más ahora, se resuelven haciendo política, dialogando y hablando. No creo que hablemos de política en este caso, las personas de bien lo consideramos un asesinato en toda regla, otros llaman a este asesinato accidente o incluso ni lo nombran, ya que para ellos no tiene la menor importancia, aunque bien se les llena la boca pidiendo la liberación de los que ahora habrán brindado con champán por el asesinato, pero tanto Usted como yo somos ignorantes a ese nivel. Así todo, quizá hubiera sido prudente dialogar y hablar hace 40 años y nos hubiésemos ahorrado tanto sufrimiento.

Gracias al Gobierno francés, el tercero de los asesinos de su hijo será detenido. Nosotros, los Guardias Civiles, haremos lo imposible porque así sea. Y cuando ello se produzca, quizá, solo quizá, su alma pueda descansar en paz. Si es que el alma de una madre puede descansar algún día tras haberle arrebatado tan miserablemente a su hijo. No volverá a besar a su hijo. Él no conocerá el abrazo de su madre al llegar a casa, no podrá saborear de nuevo los platos con los que Usted le sorprendía cada día que comían juntos, no volverá a sonreír, no volverá a conocer la miel de los labios de su novia, no llegará Usted a conocer los sentimientos de ser abuela por su parte, no habrá paseos familiares. Pero todos los demás, aunque sea un poquito, podremos hacerlo gracias al trabajo desarrollado por su hijo y el resto de compañeros diseminados por esos pueblos de Dios. España, Señora, mucho le debe a la Guardia Civil. Y mucho más a su hijo que entregó la vida por los demás. Al igual que a Usted y su marido, se lo merecen los padres, hermanos, hijos, esposas y resto de las familias de los 206 Guardias Civiles asesinados anteriormente.

Me permito, Señora, terminar con estas líneas recordando a su hijo al que no conocía, pero eso no tiene importancia. Lo importante, es que era su hijo. Y estoy seguro que en su corazón sigue estando con Usted. Y no la quepa duda, que esté donde esté, él la tendrá siempre cerca.

Señora, mis respetos para USTED.
jeronimo
Capitan
Capitan
 
Mensajes: 430
Registrado: 03 Nov 2006, 02:00

Re: EL SILENCIO DE LOS CORDEROS.-

Notapor depeche » 04 Dic 2016, 01:10

como me alegro de leerte jero.

ya sabes que como yo estuve en los años peores en tierra de estos perros asesinos, no voy a compartir algunas cosas sobre este magnifico post tuyo, como te he dicho alguna vez que otra, faltan algunos complices y sobran muchas lagrimas de cocodrilos en nuestras muertes y el relato de ellas.

saludos hermano.
"Rebelarse es el más sagrado de los derechos y el deber más indispensable." Marquis de La Fayette.



"EL unico simbolo de superioridad que conozco, es la bondad"
Avatar de Usuario
depeche
Coronel
Coronel
 
Mensajes: 6261
Registrado: 21 Nov 2005, 02:00
Ubicación: en primera linea luchando contra los tiranos y sus bufones

Re: EL SILENCIO DE LOS CORDEROS.-

Notapor Administrador » 05 Dic 2016, 20:33

jeronimo escribió:Con permiso del moderador.

Va por ellos dos.


EL SILENCIO DE LOS CORDEROS.-



Gracias jeronimo por recordárnoslo

Un saludo
administrador@unionoficiales.org
Teléfono de contacto:672036030
Avatar de Usuario
Administrador
Teniente General
Teniente General
 
Mensajes: 6089
Registrado: 26 Jul 2005, 02:00

Re: EL SILENCIO DE LOS CORDEROS.-

Notapor jeronimo » 03 Dic 2017, 01:48

http://www.larazon.es/espana/agentes-fr ... BH17105730

Mejor hubiéramos sido nosotros.

Saludos.
jeronimo
Capitan
Capitan
 
Mensajes: 430
Registrado: 03 Nov 2006, 02:00


Volver a FORO GENERAL - VARIEDADES

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado