Union Oficiales Union Oficiales Guardia Civil
Regístrarse | Acceso Usuarios
Nombre de Usuario (Nick):
Contraseña:
Identificarme automáticamente en cada visita
Cerrar
Asociate
NOTICIA
 
01-06-2017 - Dirección - Union de Oficiales

El verdadero calvario de la denuncia injusta
El verdadero calvario de la denuncia injusta
Una entrevista presenta como víctima a una sargento del SEPRONA que viene denunciando de forma obsesiva e infundada a sus mandos desde 2015
 
En estos días, a raíz de la pregunta parlamentaria del Grupo Socialista en el Congreso y de la noticia publicada en varios medios de comunicación, como “El Español[1], se ha conocido la historia de la Sargento 1º María Serrano quien dice ser víctima de una operación de “acoso y derribo” tras denunciar irregularidades en el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Sevilla, donde estaba destinada.
 
Por desgracia, últimamente estamos siendo testigos de cómo los medios prefieren elaborar víctimas dejándose llevar por el sensacionalismo de la historia antes que contrastar versiones de forma rigurosa y escuchar lo que dice la otra parte afectada.
 
Lo cierto es que, la entrevista, ofrece una imagen que para nada se asemeja a la realidad de los acontecimientos, que no es otra que unas graves acusaciones dirigidas contra mandos de la Comandancia (un Teniente, un Teniente Coronel y el Coronel) a los que señala como responsables de unos delitos que no han existido y que han sido desestimados de forma firme por la jurisdicción penal competente en sucesivas ocasiones desde 2015.
 
En este sentido, la única operación de acoso y derribo es la realizada por la obcecada denunciante que se topó con los servicios jurídicos de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil y su defensa de la inocencia de los mandos implicados, concluyendo con la emisión de resoluciones judiciales de archivo, hoy firmes, tras agotar la denunciante todas las posibilidades de recurso.
 
Así, los hechos denunciados fueron considerados por el Tribunal comovagos, imprecisos y tendenciosos”, toda vez que no se observó la participación de los mandos y, en cualquier caso, no fueron ni son susceptibles de reproche penal. EL auto judicial deja bien claro que “los hechos no tienen la trascendencia que le otorga la denunciante”, no comprendiendo la perseverancia de esta ni la “particular subjetividad” con la que procede a interpretarlos en sus escritos.
 
Como muestra, la última de las resoluciones que pone fin al extraño revanchismo del que hace gala, de forma pueril, la Sargento, en la que abundan expresiones como “poco verosímil”, “argumento inconsistente”, “mantener el procedimiento de forma artificiosa”, “paradójicas reiteraciones”  y otras tantas que evidencian la percepción del Tribunal sobre la denunciante.
 
Unión de Oficiales Guardia Civil muestra su contrariedad por una información que no se ajusta a la realidad, dando a conocer unos hechos de forma sesgada, sin ningún tipo de rigor y, por ende, con matices de falsedad. Todo ello con la clara intencionalidad de la protagonista de criminalizar a sus superiores y buscar, de manera tramposa, un beneficio que no le ha facilitado la justicia, algo ofensivo para los que sufren o han sufrido realmente algún tipo de acoso.
 
 Nuestros servicios jurídicos no tolerarán bajo ningún concepto que se empañe de forma gratuita y tendenciosa la profesionalidad de nuestros socios, por lo que anuncian se emprenderán cuantas acciones penales y/o civiles pudieran corresponder en defensa de éstos y del nombre de la Guardia Civil.
 

 

UNIÓN DE OFICIALES GUARDIA CIVIL PROFESIONAL

 

Madrid, 31 mayo 2017

 
© Unión de Oficiales Guardia Civil Profesional (2013) - Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies - Síguenos en las redes sociales:        

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Cerrar Ventana / Más Información